Faltas de ortografía y errores de redacción marcan la diferencia en un currículum

febrero 10, 2009
COMENTARIOS

Un CV que exhibe este tipo de faltas demuestra poca preocupación por el trabajo y de motivación por el cargo al que se postula, lo que incide directamente en el proceso de selección.

Muchas personas cometen el error de hacer el currículum vitae sin darle el tiempo e importancia que éste requiere. Hay que tener presente que para cada oferta de empleo son cientos o incluso miles los postulantes, de modo que simples detalles como buena ortografía y redacción pueden resultar el pasaporte al éxito.

Así lo confirma Nicolás Salas, country manager de Trabajando.com Chile, quien señala que cometer este tipo de errores demuestra “falta de preocupación por el trabajo y, por tanto, de motivación, que es lo que buscan hoy las empresas”.

-¿Se puede quedar excluido de un proceso selectivo por estos temas?
-“Depende del tipo de cargo al que se postula y la magnitud de la falta, para un periodista es más grave que para un diseñador. Lo que sí es claro es que no te va a dejar en buen pie y empeora las condiciones en que te presentas. Eso sin lugar a dudas, porque molesta y genera ruido”.

-¿El CV es fundamental al buscar empleo?
-“Hay que tener claro que el CV no consigue trabajo, consigue entrevistas, por eso se debe enviar algo que muestre claramente el perfil profesional que uno tiene”.

-¿Los errores más frecuentes son de acentos o hay más graves?

-“Muchas veces no es sólo un problema de faltas de ortografía, también de redacción, de modo que no se entiende bien porque no utilizan bien los puntos y las comas. Otras personas escriben todo con mayúscula para tratar de destacar, pero eso da la sensación que lo estuvieran gritando. Hay que pensar que una revisión curricular promedio no pasa los 30 segundos, entonces si tiene ese tipo de cosas genera una mala disposición con el candidato”.

-¿Cuáles serían las recomendaciones?
-“Revisar y fijarse mucho en la puntuación. Ayudarse con el Word es una muy buena alternativa, pero en especial pedirle a un cercano que lo lea, porque muchas veces cuando uno escribe después lo lee por encima, ya que sabe lo que dice, entonces la revisión de un tercero puede ser muy positiva, tanto para detectar faltas de ortografía como para ver si efectivamente está bien redactado”.

Comentarios