Los principios del relacionista público

Diana RiveraDiana Rivera
abril 12, 2011
COMENTARIOS

Trabajar en relaciones públicas puede ser un trabajo extenuante y sumamente tenso pero de esta carrera se aprende cada día a lidiar con un variado grupo de clientes, públicos objetivos, tiempos, acciones, presupuestos y mensajes.

La versatilidad es una de las principales virtudes que un relacionista público debe tener, para ello, haber pasado por diversas experiencias es sumamente importante en la carrera. En esta actividad la mejor carta de presentación son los resultados. Sin embargo, las cifras no son las únicas cosas valoradas, hay seis principios comunes a todo tipo de cuenta o producto:

> Decir la verdad. Por principio y seguridad. Porque siempre hay que enfrentar los problemas como son. Las mentiras son detectadas tarde o temprano y el daño que esto le hace a la imagen de una persona o empresa es casi irreparable.

> Escuchar a la otra parte. Generalmente uno piensa que lo sabe todo, pero siempre es necesario investigar qué hay al otro lado, los proveedores, compradores, clientes internos, etc. siempre tienen algo que decir.

> Actuar en concordancia con lo que se dice. Es imposible hacer un plan que transmita mensajes que no sean comprobables con el comportamiento de la empresa o de quien lo transmite.

> El largo plazo. Las acciones no deben tomarse únicamente para salvar el momento, sino para pensar más allá. Predecir las cosas es complicado, pero las decisiones tienen que tomarse teniendo en cuenta el futuro.

> Discreción. El trato reservado de la cosas, el convencimiento de que la información compartida está en buenas manos tal vez sea la característica más valiosa a la hora de referir a quién se hará cargo de algún tema sensible.

> Buen humor. Debemos enfrentar las presiones y complicaciones con buen ánimo, ya que nuestro estado de humor se transmite en los demás compañeros.

Cumplir con estas reglas te ayudará a construir tu reputación, de eso dependerá luego que los demás te tengan en cuenta para recomendarte. La mayoría de clientes en relaciones públicas vienen por referencias de ejecutivos satisfechos, ellos son tus mejores relacionistas.

Fuente: Diario Gestión.

Comentarios