Aprender de los errores

Diana RiveraDiana Rivera
junio 2, 2011
COMENTARIOS

Muchas personas y organizaciones dejan de lado la oportunidad de aprender de los errores por el hecho de no ser capaces de reconocerlos. Una manera de hacerlo es crear un ambiente en donde equivocarse no solamente está permitido, sino que sea lo esperado.

Saber y aprender de los errores es una de las capacidades más importantes en las personas, esto no solo fortalece nuestras habilidades, sino que nos hace mejores personas. De igual manera sucede con las empresas, sólo las más grandes han logrado sobreponerse y han aprendido de sus errores para poder desarrollarse.

Potenciar esta capacidad es parte del conocimiento y el aprendizaje que necesitamos para alcanzar el éxito. Por ello, un ambiente donde se hable abiertamente de lo que no salió bien y se busquen maneras de no repetirlo sería un primer paso. A continuación te mostramos algunas recomendaciones para lograr aprender de nuestros errores:

> Errores comunes: Debemos saber el tipo de errores que pueden ocurrir en un determinado tipo de trabajo. En una lista, clarifica qué es aceptable, deficiente y sobresaliente.

> Crea espacios para identificar errores no esperados: Dinámicas de roles, investigación de la competencia, visitas a consumidores, asesoría de consultores externos, etc. esto ayudará a descubrir nuevas oportunidades en nuestras operaciones.

> Ejemplifica: Reconoce tus errores y áreas de oportunidad. Premia a aquellos que te ayuden a identificarlos. Pide ayuda a tus colegas para mejorar. Pide asesoramiento de expertos para temas que no son de tu dominio.

> Intensifica la autocrítica: Pide la retroalimentación de personas de diversas áreas y obtendrás diversos puntos de vista.

> No personalizes los problemas: Recomiéndale a tu equipo ser agresivo con los problemas y amigable con las personas. Incentiva a que se hable de oportunidades en procesos, no de oportunidades personales.

> Define y designa responsabilidades: El sentido de pertenencia es vital para que los designados sean completamente responsables en sus tareas. Nombra un responsable para cada plan para incentivar el liderazgo.

Imagen de previsualización de YouTube

Fuente: Diario Gestión

Comentarios