¿Te recomiendo en Linkedin?

COMENTARIOS

Cada vez son más las personas que pasan a formar parte de esta gigante red social de profesionales

La evolución y desarrollo de las redes sociales en la última década han supuesto la creación de un espacio de comunicación web, que no solo ha servido para recortar distancias en las relaciones personales o afectivas. A día de hoy son muchas las redes sociales que han ido especializándose en competencias concretas que facilitan al usuario diferentes necesidades, como por ejemplo, la más que preciada búsqueda de trabajo.

La red social de profesionales Linkedin se ha establecido como uno de los portales de referencia para aquellas personas que quieren empezar a formar parte de esta bolsa de empleo virtual. En ella tanto quienes tienen trabajo, como los que lo están buscando, tienen cabida en esta plataforma dedicada a servir de escaparate laboral en el que las empresas busquen sus «mejores ofertas», es decir, que encuentren el perfil más adecuado que logre cubrir las necesidades de la vacante demandada.

Desde aquí queremos centrarnos en un detalle que puede facilitar la escalada de perfiles a la hora de posicionarse a la vista de una futura incorporación de trabajo. Son las recomendaciones, que no se deben confundirse con los enchufes. Para llevar a cabo este proceso, has de seguir unos pasos muy definidos, pero a la vez muy fáciles.

Lo primero de todo es acceder a nuestra cuenta personal de Linkedin e introducir en el buscador el nombre de la persona a la que queremos recomendar. En el desplegable de la pestaña que aparece al lado de «enviar mensaje», deberemos seleccionar el enlace de Recomendar y posteriormente el tipo de relación que mantienes con la persona que has elegido.

Existen tres tipos de recomendaciones, como son las dirigidas a los empleados, a los jefes o aquellas que hacen referencia a contratistas. Una vez marcada la opción que consideres, comienza el camino en el que deberás dar un número de pasos concretos hasta llegar al objetivo final.

Por ejemplo si es alguien con la que has trabajado, deberás especificar tu cargo y el de la persona a la que recomiendas, para después detallar los nexos de unión que te han llevado a remarcala en el escaparate al que antes hemos hecho referencia. Una breve descripción será suficiente para concluir este paso.

Acto seguido deberás mencionar y especificar las cualidades que esta persona posee, así como otros detalles de relevancia que sirvan para ensalzar su perfil. Avanzando en el proceso, es de gran referencia la redacción de una vivencia personal con esta persona, que a modo de relato sirva para asentar la base de tu recomendación. También se destaca el hecho de que debes cerrar tu recomendación con un sentimiento de entusiasmo sobre esta persona. El último paso será aquel en el que el enlace (view/edit) mandará un mensaje personal al recomendado, y así comenzar las notificaciones a los contactos a los que queremos hacer llegar tal petición.

A la hora de recomendar a alguien, se aconseja que lo hagas con alguien conocido, del entorno de tu familia y amigos principalmente. Siempre se tienen referencias más objetivas de estas que respecto a alguien con la que has compartido un periodo profesional determinado. También tendrás que tener cuidado a la hora de redactar esas pequeñas historias que definan a la perfección el matiz a destacar de tu recomendado. Recuerda, ¡un relato informal!

Pero lo que sí debes tener en cuenta es que para obtener una recomendación, es recomendable que tú la escribas primero de alguien, para que así te la devuelvan y comience a girar la rueda de expansión por la red. Otro de los detalles que se aconseja es el uso de palabras claves que hagan referencia a futuras oportunidades profesionales en un área determinada.

Si quieres una advertencia, no mientas. Tú eres el creador del mensaje que vas a difundir para recomendar a la persona que has elegido. Si se detecta información engañosa, puede repercutir sobre el posicionamiento de tu propio perfil.
¿A qué esperas para probar?. Seguro que te ha entrado la tentación de ver cómo se utiliza esta herramienta. Recuerda: recomienda y sé recomendado.

Fuente: wikiHow

Comentarios